Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 13 mayo 2009

Concepción Cascajosa es Doctora en Comunicación Audiovisual y Profesora Ayudante en la Universidad Carlos III. Su trayectoria como investigadora se centra en la Historia de la televisión, la ficción televisiva en España y Estados Unidos, además de la narrativa televisiva y los estudios culturales. En esta entrevista, Concepción Cascajosa responde algunas de las cuestiones que se han planteado en Loco por la Tele y explica por qué es ahora cuando las series empiezan a ser consideradas al mismo nivel que la producción cinematográfica.

Afortunadamente, no sólo de blogs viven los locos por la tele. La influencia de las series como producto audiovisual y el prestigio que se están labrando en los últimos años ha hecho que también desde el ámbito académico se estudie y teorice sobre la ficción televisiva. Bien es verdad que los locos españoles a menudo tenemos que acudir a publicaciones extranjeras para satisfacer nuestra curiosidad catódica, algo que Concepción Cascajosa ya descubrió mientras elaboraba su tesis. Ella misma asegura que vio, en esta carencia de libros sobre televisión en España, la oportunidad para aportar algo diferente al panorama de los estudios televisivos. Concepción Cascajosa es, además de profesora en la UC3M, especialista en televisión y autora de varios libros sobre series. Prime Time: las mejores series americanas, del que es autora, y La caja lista: televisión norteamericana de culto, que ella coordinó, son dos imprescindibles para la iniciación de cualquier loco por la tele. Fan declarada de la ciencia ficción, aprecia los aspectos positivos de la producción televisiva nacional, aunque no se muerde la lengua a la hora de señalar sus carencias. En Loco por la Tele, Concepción Cascajosa nos cuenta algunas de las conclusiones a las que ha llegado sobre el panorama televisivo actual.

Concepción Cascajosa

Concepción Cascajosa / uc3m.es y elaboración propia

 

Pregunta: Algunos autores, entre los que te encuentras, han señalado que nos encontramos en la “edad dorada de las series”. ¿Cuál es la razón?

Respuesta: Creo que es cierto, indudablemente. Nunca hasta ahora se había podido hacer series tan complejas y diversas en la televisión norteamericana, lo que ha permitido al propio medio televisivo legitimarse. Creo que las razones derivan de que el medio ha alcanzado una determinada madurez tras cincuenta años, pero fundamentalmente porque los cambios en la industria audiovisual han permitido la fragmentación del mercado. Ahora las series se dirigen a públicos específicos, en lugar de la audiencia masiva que lleva, casi irremediablemente, al mínimo común denominador.

 

P: En tus libros, por lo general, te centras en las series norteamericanas, alejándote del panorama televisivo español. ¿Cuál es, a tu juicio, la diferencia entre las series españolas y las norteamericanas?

R: Esto no significa que no me interesen las series españolas. Lo que sucede es que, en lo que se refiere al análisis, el panorama en Estados Unidos es mucho más estimulante. Ocurre lo mismo en otros ámbitos, como el análisis fílmico. Las dificultades en España son muchas. Las cadenas todavía luchan por las audiencias masivas, buscando apelar a todos los segmentos de edad, desde el niño al abuelo. Además, las limitaciones económicas en televisión son evidentes y, a veces, se echa en falta un poco de visión a largo plazo por parte de los programadores. Pero también hay que pensar que la crítica televisiva es casi siempre hostil a los productos españoles y el público tampoco responde. Ahí están los casos de series para mí tan estimables como “Cuenta atrás”, “Guante blanco” o “Cazadores de hombres”.

 

P: Las series americanas están muy influidas por la cadena en que se emiten: ¿qué cadena produce las series más interesantes?

R: Sin duda, HBO y Showtime. Al ser televisión de pago premium, no tienen limitaciones ni de contenido ni de dramaturgia.

 

P: ¿Qué pasaría si en España tuviésemos algo como Showtime o la HBO?

R: En España tenemos Canal +, que es su equivalente. Cuando encuentren una serie interesante para producir, lo que hasta ahora no ha ocurrido, tendremos la respuesta a esa pregunta.

 

P: Tú misma has publicado libros sobre adaptaciones de la televisión al cine, como De la TV a Hollywood. Un repaso a las películas basadas en series (Arkadín, 2006). ¿Qué películas basadas en series te parecen más interesantes? ¿Qué puede aportar la televisión al cine?

R: Hay muchas, desde “Maverick” a “Scooby Doo”, por poner ejemplos de películas que se configuran como homenajes extremadamente sofisticados de sus precedentes. Muchas de estas películas son inteligentes juegos sobre lo que significa la televisión. Pero también hay otras, más serias, aunque igualmente interesantes. Por ejemplo, “Traffic” se basó en una miniserie británica “Traffik”, que en mi opinión es muy superior. Lo que la televisión puede aportar es complejidad narrativa y personajes mucho más elaborados; al menos la televisión contemporánea.

 

P: ¿Qué opinas de la tendencia creciente a hacer spin offs, remakes, importación de formatos extranjeros y demás variaciones de series ya hechas, en lugar de crear nuevas series?

R: La verdad es que no sé por qué. La televisión norteamericana es la más importante del mundo y también la que más cosas adapta de fuera. “All in the Family”, “Frasier” y “Lou Grant” fueron series de éxito que ganaron muchos premios y todas se basan en series anteriores. Ahora tenemos “En terapia” y “The Office”. Pero lo importante no qué se hace, sino cómo.

 

P: Cuatro se ha hecho con series que antes emitía TVE, como Sobrenatural, Gossip Girl y Perdidos. ¿Cómo crees que está tratando a estas series?

Las cadenas en España no tratan mal a las series norteamericanas, al contrario de lo que mucha gente opina. El problema es que son un producto para audiencias muy concretas, que casi nunca funcionan con el público general. Cuatro busca precisamente a esa audiencia un poco más sofisticada de las series americanas y creo que está haciendo un buen trabajo, dentro de lo que cabe. Es cierto que ha guardado algunas en la nevera más de lo debido (“Betty”, por ejemplo), pero al menos las emite en horarios más o menos razonables.

 

P: Tú misma tienes un blog, Todo sobre la Tele. ¿Cómo valoras tu experiencia como blogger?

R: Me llamó la atención la idea del blog como una manera de compartir mis análisis con otros aficionados que también veían series pero no podían leer sobre ellas en castellano. La crítica televisiva en España es, por lo general, muy mediocre. La experiencia fue muy positiva, ya que me ayudó mucho a desarrollar mi pensamiento sobre las series de cara a las publicaciones que he hecho después.

 

P: Por último, ¿podrías recomendar a nuestros lectores una serie acabada, una en curso, y una española?

Acabada, sin duda “Galáctica: Estrella de combate”, una serie de ciencia-ficción para aquellos a los que no gusta el género. Tremendamente oscura e inteligente. En curso, tendría que decidirme por “True Blood”, un espléndido thriller con vampiros y fenómenos paranormales muy bien interpretada y escrita (el guionista es Alan Ball, el creador de “A dos metros bajo tierra”). Y una española, “Hay alguien ahí”, por apostar por un género como el terror, que es muy difícil en televisión, y hacerlo con relativo éxito. Ojalá anime a Cuatro a seguir produciendo más series.

Anuncios

Read Full Post »

El viernes se anunció oficialmente que la cadena estadounidense ha encargado 13 capítulos de esta serie de ciencia ficción protagonizada por Joseph Fiennes.

Una imagen del piloto de Flash Forward / The Hollywood Reporter
Una imagen del piloto de Flash Forward / The Hollywood Reporter

Es el momento de elegir cuáles serán las nuevas series de la temporada que viene, y la ABC [en inglés] ha sido una de las cadenas en efectuar los primeros encargos. Una de estas primeras afortunadas es Flash Forward, cuya confirmación era previsible, teniendo en cuenta que ya se estaban emitiendo teasers de la serie durante la emisión de Perdidos. Esta estrategia, junto con el género de la serie, ha provocado que medios como Variety la señalen [en inglés] como el producto que “entretendrá” a los fans de Perdidos desde el otoño hasta el inicio de la emisión de la sexta temporada, que tendrá lugar en Enero. Y es que la ciencia ficción no es un género demasiado explotado por la cadena, conocida por ofrecer contenidos más propios de un público familiar. Sin embargo, otra de las firmes candidatas para instalarse en la parrilla norteamericana el próximo otoño es V, el remake de la antigua serie de ciencia ficción de la que ya hablamos en Loco por la Tele.

La serie, escrita por David Goyer  (El caballero oscuro) y Brannon Braga (24), ambos productores ejecutivos, se basa en la novela homónima [en inglés] que Robert J. Sawyer publicó en 1999 y que situaba la acción precisamente en 2009. La ficción narra cómo, tras un incidente en el CERN, todas las personas del mundo quedan inconscientes durante 2 minutos y 17 segundos y tienen una visión de lo que sucederá 6 meses después. Joseph Fiennes (Shakespeare in love) encarnará al protagonista de la ficción, en la que también veremos a Sonya Walger (Perdidos), John Cho (Star Trek) y o Jack Davenport (Swingtown).

El teaser de Flash Forward pregunta al lector: “¿Qué has visto?” (0:25) [en inglés]

Con toda seguridad, este anuncio irá seguido por muchos otros, y es que, en Estados Unidos, se acerca el final de temporada para muchas series. Una vez decidido cuáles son las que renovarán, llega el momento en que las cadenas han de elegir cuáles serán las nuevas series que acompañarán a las veteranas durante la temporada que viene. Según el sistema norteamericano, cada una de las cadenas cuenta con una serie de capítulos piloto, encargados hace tiempo, entre los que se eligen unos pocos afortunados que se convertirán en las nuevas apuestas de cara al otoño que viene. Los distintos equipos que han elaborado cada piloto están, durante estos días, cruzando los dedos para ser elegidos y poder hacer llegar al público sus creaciones. Desafortunadamente, habrá un buen número de buenas ideas que no pasen de este primer capítulo, y no son pocas las que no han llegado hasta esta última fase del proceso de selección. Sin embargo, las series elegidas tampoco las tienen todas consigo: una vez que han convencido a los directivos de las cadenas, tendrán que convencer al público y asegurar su subsistencia con cifras de audiencia suficientes.

La noticia se produjo poco después de la confirmación, el pasado jueves, del encargo de 13 episodios de la comedia-mockumentary (género del que habla Locoporloraro en su última entrada) Modern Family. Y es que las propuestas de las cadenas norteamericanas abarcan todos los géneros posibles. Habrá comedias como Cougar Town (ABC), Happiness isn’t everything (CBS), dramas, como Human Target (Fox), House Rules (CBS), e incluso algo de fantasía con Vampire Diaries (CW). Puedes leer en Pizquita el estado de los pilotos de las diferentes cadenas.

 

Read Full Post »

Los grandes estrenos suelen estar reservados a las grandes personalidades. Sólo unos pocos privilegiados con mayor o menor interés por la película u obra que se presenta tienen derecho a pisar la alfombra roja, a ver a las estrellas, a ser los primeros. Pero a veces, y sólo a veces, tiene lugar un estreno “entre amigos”, para aquellos que de verdad lo darían todo por asistir, para auténticos fans.
Jorge García, rodeado de sus fans / Nerea Hernández

Jorge García, rodeado de sus fans / Nerea Hernández

Precisamente, en la tarde del 21 de abril, se dio uno de estos excepcionales casos: Cuatro presentaba el estreno de Perdidos con un acto al que acudió Jorge García, que interpreta a uno de los pasajeros más entrañables del vuelo Oceanic 815. He de aclarar que se trataba, más que de un estreno, de toda una celebración. Los asistentes conocían de sobra el capítulo piloto que se proyectaría en ese cine madrileño, ya que la práctica totalidad de quienes acudieron eran fans que ya habían visto la serie. La organización, sabiéndolo, había convocado un concurso de disfraces en relación con la serie.

Lo que aquella tarde sucedió es algo totalmente propio del fenómeno fan: decenas de personas, acampadas frente al cine incluso antes de que estuviera colocada la alfombra roja, se encontraban con “otros” que en realidad eran “de los suyos”; auténticos losties [en inglés]. La espera, para los más tempraneros, iba a ser larga, y era de esperar que los grupitos que habían acudido de manera independiente comenzaran a mezclarse. Los asistentes, en su mayoría hijos de la era Internet y, por lo tanto, bastante jóvenes, comentaban entre sí lo acontecido en el último capítulo de Perdidos, criticando a los personajes que no les gustaban y elogiando, entusiasmados, los mejores disfraces. Porque, cuando se comparte una pasión, los extraños son un poco menos extraños: comentarios como “¡Me encanta tu disfraz!” o “¿Chicos, me puedo hacer una foto con vosotros?” se intercalaban con saludos espontáneos del tipo “Namasté” entre dos fans disfrazados con la bata de Dharma y un grupo que sólo se identificaba por lucir con orgullo la chapa con el logotipo de la Iniciativa Dharma.

A los viandantes, sorprendidos por la multitud de personas, disfrazadas y sin disfrazar, frente al cine Ideal, les picaba la curiosidad. Más de una vez se acercó alguna señora mayor a uno de los fans para preguntar que qué pasaba, y se quedaba con la misma cara de no comprender nada cuando éste le contestaba que era el estreno de Perdidos, una serie. En la calle del Doctor Cortezo se había reunido una pequeña comunidad que esperaba tranquilamente la llegada de su héroe.

Los fans, esperando a las puertas del Cine Ideal / Nerea Hernández

Los fans, esperando a las puertas del Cine Ideal / Nerea Hernández

La espera, por el ambiente, no se hizo larga, y aquellos que antes habían llegado vieron premiada su paciencia con una entrada para el estreno. Unos pocos, sin embargo, hubieron de conformarse con ver la llegada de Jorge García al cine; no era la felicidad absoluta, pero supieron resignarse (para aquellos que no pudieron asistir , Fórmula TV ha colgado la grabación del encuentro).

A la llegada del actor sucedió algo bien curioso: los fans, lejos de abalanzarse sobre las vallas, respetaron las indicaciones del personal de seguridad y abrieron paso a la comitiva; García, en justa compensación, dedicó un rato largo a autografiar toda clase de soportes (sí, incluso una camioneta azul que algunos fans habían confeccionado) y a fotografiarse y dejarse fotografiar con sus seguidores. Tras el paso por el photocall de rigor, comenzaba lo que todos habían estado esperando. La sala de cine, a rebosar de fans, era presidida por un escenario en el que Jorge García, acompañado por dos presentadoras de la cadena anfitriona, respondería a las preguntas de los fans.

El acto, aunque tenía la misma forma, poco se pareció a una rueda de prensa. Las preguntas eran de lo más diversas: dudas sobre el desarrollo de la serie, preguntas sobre Hurley, el personaje que interpreta García, e incluso hubo quien se atrevió a ofrecerse para trabajar en la serie –tuvo que hacer frente, eso sí, a los abucheos del resto de asistentes, molestos porque, en el fondo, ellos también hubieran dado cualquier cosa por pisar el rodaje de Perdidos. A cada una de las preguntas, Jorge García respondió pacientemente en su español con mezcla de acentos chileno y cubano, que a algunos pilló por sorpresa. Se mostró cercano con los fans de la serie –él también lo es-, e hizo gala de su espontaneidad al hacer subir al escenario a una joven que se había disfrazado de estatuilla de la virgen María sólo para hacerse una foto con ella. Y es que, lejos de comportarse como una estrella, al actor le gusta compartir sus vivencias y opiniones con los demás, tal y como hace en su blog. Aunque algunos lo intentaron, resultó imposible sonsacarle información sobre el futuro de la serie, ya que él asegura –y es muy probable que sea cierto- que Carlton Cuse y Damon Lindelof, guionistas de la serie, no sueltan prenda. Algo que quedó patente, y que el mismo actor reconoció, es su parecido con el personaje que interpreta en la serie, el sincero y extrovertido Hugo Reyes, “Hurley” para los amigos. De hecho, los asistentes premiaron algunas de sus mejores respuestas con sonoros aplausos y le mostraron todo su apoyo cuando, ofendido porque se le había proporcionado una silla más grande de lo habitual, el actor exclamó en inglés: “¡Cómo se atreven!”. Y es que, para los losties de pro, nadie, excepto Sawyer, tiene derecho a meterse con el tamaño de su amigo.

Algunos de los disfraces más originales / Nerea Hernández

Algunos de los disfraces más originales / Nerea Hernández

Después de una larga conversación entre el actor y los fans, llegó el momento de proyectar el capítulo piloto, el que dio inicio al largo periplo de la serie. Muchos de los asistentes, habiéndolo visto ya una y otra vez, se marcharon antes de que comenzara la proyección; los más resistentes, sin embargo, permanecieron clavados en el asiento hasta el mismo final.

No cabe duda de que la devoción de los fans de Perdidos es difícilmente igualable. Tanto es así que, incluso para quienes no lograron acceder al estreno, aquella tarde de acampada frente a la puerta de un cine, rodeados de la gente más variopinta pero con un interés compartido será una tarde para recordar.

Read Full Post »